Cada una de mis obras

es única

y puede convertir tu casa
en un lugar especial

Cada uno de mis cuadros es un tesoro, un secreto.
Es auténtico, exclusivo y original.

Cada uno de ellos refleja toda mi pasión.

Porque pinto por amor.
Porque pinto emociones.
Y porque cada una de mis pinturas conecta conmigo y cuando la mires,
conectará contigo para siempre.

 

Mi obra te hará vibrar.
Vibrar, igual que a mí.

Mi nombre es Juanjo Ortubia.

Pinto para expresar todo aquello que me apasiona.

 

A través de mis pinturas expreso emociones. Porque sé que las emociones no deben caer en el olvido.

Siempre he sentido la necesidad de expresar mi pasión por la vida. Primero con las palabras, escribiendo poesía. Y cuando las palabras se terminaron, descubrí la pintura.

Ocurrió un día paseando. Sentí que pintar era el camino para seguir expresándome. Sentí que se abría un mundo infinito de posibilidades. Un mundo que no se me iba a acabar. Pintaba de día y de noche. Leía libros y pintaba. Me empapé de arte. Conocí autores que me maravillaron, Tapies, Pollock, Kieffer…y de su mano, fui adoptando mi propia técnica. Encontrando mi camino. Una manera personal de pintar, surgida de la necesidad de mostrar lo que siento. De expresar lo que me mueve.

Ahora, la pintura me da paz.

Pintar sale del fondo de mi corazón y llega al fondo de tu corazón.

  • Pinto intensidad y alegría con colores brillantes. Pinto injusticias, melancolía y nostalgia con los negros y los rojos.
  • Necesito expresar lo que siento. Conectar con la realidad. Y pintar.
  • Y por esto, siempre llevo en el bolsillo de mi pantalón mi cuaderno y mis rotuladores.

Mi nombre es Juanjo Ortubia y a través de mis obras me expreso.

 

Me gusta pensar que soy un corazón valiente. Y hoy, quiero contarte dos de mis secretos,

 

• Pinto en el suelo como los niños, porque como ellos conecto con nuestra tierra. Siento que la tierra me cuenta de dónde venimos y hacia dónde vamos.

• Y pinto con música. El Rock y el Soft House son mi música.

Pinto y muestro mis sentimientos. Pinto y me revelo contra las injusticias. Pinto con mis manos lo que siente mi corazón. Pinto con pasión para que te enamores.

Conecto con la música, respiro naturaleza, leo, veo y siento. Y con todo esto, pinto.

Y no te sorprendas cuando veas mis obras con soporte en cartón o maderas que reciclo. Quiero darles una segunda oportunidad a elementos cotidianos. Sacarlos de los escombros. Ofrecerles la posibilidad de volver a brillar. Reutilizarlos y hacerlos imperecederos.

Mi arte conecta mis emociones con tus sentidos.
Entra por tus ojos y acaba en tu corazón.

Cuando me miras, puedes vibrar, sentir y entender.

Porque sé que eres una persona que te enamoras de la belleza. Y necesitas rodearte de objetos mágicos que te hagan sentir.

Por esto estás aquí.
Y sé que cuando encuentres el cuadro que te emociona, no podrás olvidarlo.

Te lo llevarás a tu casa. Lo colgarás en tu pared. Y cada vez que lo mires, te enamorarás un poco más.

Y ahora, te pido que te pares,

que mires, que sientas.

 

Y si delante de uno de mis cuadros: Notas que algo dentro de ti se agita. Sientes que te has enamorado. Si no puedes dejar de mirar.

Quiero que te quedes este cuadro.

No te lo pienses. El arte no se compra con la cabeza,
se compra con el corazón.

 

Y esto es lo que a mi me motiva. Pintar para expresar toda esta pasión que ahora te llena.

Comprando mi arte:
  • Compras emociones perdurables en el tiempo.
  • Conviertes tu casa en tu hogar.
  • Compras calidad.
  • Compras un objeto único, que solo tu podrás tener.
  • Inviertes en futuro.

 

Y si has llegado hasta aquí,
sé que hemos conectado.

Si necesitas saber cómo he llegado a pintar el cuadro que has elegido. Estaré encantado de hablar contigo y contártelo.

Porque cuando expongo, me doy cuenta de lo importante que es hablar con las personas a las que les gustan mis cuadros.

Puede que necesites entender qué hay detrás de ese cuadro que te gusta. Por qué he utilizado este color o pintado este detalle.

5 + 12 =

0